La reina Isabell II ofreció su tradicional discurso por el Día de la Victoria en Europa, en el que pidió no rendirse ni desesperarse ante el COVID-19
8 de mayo de 2020
Accionista de Soriana se vuelve líder del «Frente nacional anti-AMLO» y exige su renuncia
9 de mayo de 2020
Mostrar todo

Argentina inicia la apertura progresiva de la cuarentena obligatoria

El Gobierno mantiene las restricciones más duras en la ciudad de Buenos Aires y su extrarradio

Argentina ha flexibilizado el confinamiento que rige desde el 29 de marzo, pero no demasiado. Tras casi 50 días de cuarentena obligatoria, la más estricta y extensa de la región, el Gobierno de Alberto Fernández ha iniciado la apertura progresiva de actividades en la mayor parte del país, pero mantendrá el cerrojo en la ciudad y la provincia de Buenos Aires, los dos distritos más afectados. La apertura parcial coincide con el empinamiento progresivo de la curva de contagios. Este viernes, Argentina registró 240 casos positivos de Covid-19, la mayor cifra desde el inicio de la pandemia. Los muertos ascienden a 293 y el número total de infectados suma 5.611.

Fernández resistió las presiones de empresarios, economistas diversos y sindicatos, que han advertido durante las últimas semanas que la cuarentena ha puesto a la economía al borde del colapso. “No me van a torcer el brazo, voy a cuidar a la gente antes que nada. Terminemos esta discusión en la que nos quieren hacer creer que si abrimos la economía vamos a estar mejor. Hay gente atrapada por la ansiedad de abrir la economía, sin tomar en cuenta la salud”, ha dicho el presidente.

Argentina tiene dos provincias sin casos de coronavirus y regiones amplias donde la tasa de contagios se multiplica cada 25 días. Pero la realidad es muy diferente en Buenos Aires y su extrarradio, consecuencia de la densidad demográfica. “En esa zona se concentran el 86% de todos los casos. No podemos, en nombre de la economía abrir todo en Buenos Aires”. La cuarentena se extiende hasta el 24 de mayo, pero el mapa será diverso. “El decreto que estamos dictando dice que toda la Argentina, salvo la zona metropolita de Buenos Aires, pasa a una nueva fase. Buenos Aires y su conurbano siguen como hasta ahora. Sigue estando prohibido el transporte salvo para los que hacen trabajos esenciales. En el interior del país la disposición de abrir industria y comercios queda en manos de gobernadores e intendentes. Lo que hacemos desde Nación es habilitar protocolos de apertura”.

Deja una respuesta