Confirman dos muertes por alcohol adulterado en San Francisco Totimehuacan
14 de mayo de 2020
Volkswagen interrumpirá fabricación de autos a causa de falta de demanda
14 de mayo de 2020
Mostrar todo

Bruselas no exige dejar asientos libres en los aviones pero sí llevar mascarillas

La Unión Europea se asoma al verano con fronteras cerradas e imposiciones de cuarentenas. Las pérdidas para el sector turístico serán millonarias, pero Bruselas quiere tratar de salvar los muebles. La Comisión Europea propuso a los países una reapertura gradual de las fronteras a varias velocidades sin cuarentenas generalizadas y una batería de medidas de prevención en el transporte público y en hoteles, bares y restaurantes. Bruselas ha decidido que por ahora no es necesario que los aviones dejen un sillón vacío entre pasajeros para preservar la distancia social, pero sí pide el uso de mascarillas.

El turismo fue durante la Gran Recesión el único motor que mantuvo encendido el sur de Europa. Ahora se resisten a prescindir de él, aunque asumen una elevada factura. Bruselas estima que las pérdidas en el conjunto del sector serán de al menos el 50%, pero llegarán al 90% en el caso de los operadores turísticos, los cruceros o las aerolíneas, que ya están anunciando recortes de plantilla y rescates públicos millonarios. El desplome económico previsto para Europa, donde el turismo supone el 10% del PIB, tiene que ver mucho con esos números rojos. En especial en los países más dependientes de esa industria, como Grecia, Croacia, España y Portugal.

Bruselas no acabó de aportar toda la claridad que piden el sector y los ciudadanos. La Comisión carece de competencias en fronteras o sanidad. Pero también se puso de manifiesto una cierta falta de coordinación entre comisarios cuando la titular de Transportes, Adina Valean, corrigió a la vicepresidenta Margrethe Vestager, que anunció que Bruselas ponía en marcha el mecanismo sancionador a una docena de países que incumplía con la normativa que obliga a las aerolíneas a reembolsar el dinero de vuelos cancelados a los pasajeros. Al final, se trataba solo de cartas informativas.

Deja una respuesta